Un frío y “sucio” 2012

 

Hoy todo el mundo puede ser kremlinólogo. Todos parecen saber, sin conocer ni pizca de Rusia, que Vladimir Putin buscará una segunda reelección en 2012. Al menos si lo dicen es porque lo saben, supongo: que es el poder detrás del trono; que maneja como títere a Dmitri Medvedev, el presidente actual; que segurísimo será el candidato de Rusia Unida el año que entra. ¿Y en qué basan los kremlinólogos de Sanborn’s —por usar una ilustrativa frase adjetival de Monsiváis— sus vaticinios? ¿En que han oído en algún lado que el señor es un ambicioso? ¿O en que de veras leen el futuro?

La realidad es más compleja. De entrada, no descarto que Putin sea evidentemente candidato por Rusia Unida, partido del cual es Secretario General y que controla el 70% de la Duma, el 74.9% de los parlamentos regionales y el 100% de las gubernaturas de los distintos tipos de entidades “federativas” del país más extenso del mundo. La Constitución rusa, ambigua como es, no impide —pero tampoco prohíbe— un tercer periodo presidencial, siempre y cuando no sea después de dos periodos consecutivos. El Artículo 81, inciso 3, dice: “Ninguna persona ocupará el puesto de Presidente de la Federación Rusa por más de dos términos consecutivos”. Es todo. Esas 17 palabras son lo único en la Carta Magna que habla sobre reelección. Si se puede o no se puede un tercer término no está especificado. Pero todos lo interpretan como que sí. Lo que no está prohibido, está permitido. Así, el señor Putin tiene chances de ser presidente por cuarta vez (recordando lo que usualmente se olvida: que su primera administración fue como presidente interino ante la sorpresiva renuncia de Boris Yeltsin el 31 de diciembre de 1999 y hasta mayo de 2000).

El problema es que si uno basa sus vaticinios en la supuesta ambición de un señor, estamos fritos. Seguramente Putin quiere ser (de nuevo) presidente de Rusia. Yo también. ¿Quién no? Y sin embargo, hay niveles. Si tan ambicioso es, si tan titiritero es, si controla todo como un maximato a la rusa, ¿para qué querría ser presidente otra vez? Si tan cómodo está detrás del trono siendo primer ministro, ¿para qué? Curioso: Rusia es un sistema semipresidencial, lo cual quiere decir que el poder ejecutivo se divide en presidente y primer ministro. No es uno el que toma las decisiones. Son dos. Ser presidente de Rusia, pues, no es lo más acá. Dejando de lado las suposiciones de Sanborn’s y pasando al plano más serio y político-administrativo, si así está todo bien y estable, si la economía va levantándose regresando a los altos niveles de la década anterior, si se ha reducido el terrorismo, si el régimen se ha institucionalizado en buena medida, si Medvedev es un disciplinado continuador y profundizador de lo que se hizo en los ocho años anteriores, ¿para qué ser presidente de nuevo?

Tiendo a pensar que Medvedev será quien se reelija, otorgando un cariz aún más legitimador a Putin. He aquí la raíz del asunto: conviene a ambos. No descarto, insisto, que sea Putin el candidato. Pero si regresa, no lo bajarán de “dictador”, otro desacierto muy estilo Sanborn’s. Por ello le conviene quedarse donde está, para que no lo tachen de algo que no es. Lo que es un hecho es que, vaya quien vaya, será su partido, Rusia Unida, el que ganará la elección, dejando, como ya es costumbre, al Partido Comunista de la Federación Rusa en segundo lugar con un 11-12% y al Partido Liberal Democrático (que no es ni lo uno ni lo otro) en tercero con 9-10%. Y es que el señor Putin ya dijo que la campaña será “sucia”.

Rainer Matos

28 de agosto de 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: